La gran noche de Louis Vuitton

La Maison francesa celebró su regreso al país con una gran comida privada. Entre los invitados se encontraron Nacho Figueras y su esposa Delfina Blaquier, Lucía Celasco, Rosella Della Giovampola, Vero Lozano, Zaira Nara acompañada por su marido, los empresarios Cristiano Rattazzi y Gianfranco Macri y muchas personalidades más.

Para celebrar su llegada a Argentina, Louis Vuitton realizó una exclusiva comida en la ex residencia del Presidente Alvear ubicada en Martínez, con la presencia de Alexandre Frota, CEO de Louis Vuitton para América del Sur.

NACHO FIGUERAS Y ALEXANDRE FROTA, CEO DE LV PARA AMERICA DEL SUR.JPG

Allí en esta casa testigo de íntimos momentos de la historia argentina, es donde la célebre marca francesa decidió agasajar a 120 invitados amigos de la maison para darles la buena nueva: Louis Vuitton vuelve a la Argentina.

A medida que ingresaron a la imponente residencia rodeada de un parque de árboles añejos, los invitados recorrieron un camino de velas de 250 metros que los guió al jardín de invierno, una estructura de vidrio de principio de siglo, donde se realizó la recepción. Allí fueron sorprendidos por la sinfónica del Teatro Colón, compuesta por más de 30 músicos, que deleitaron con un repertorio más que especial, compuesto por canciones de Piazzolla como Adiós Nonino, Años de Soledad y Libertango.

Entre los invitados se encontraban Ignacio Figuieras y Delfina Blaquier, María Vázquez, Rosella Della Giovampaola y Lucía Celasco. También fueron parte de la celebración Zaira Nara y su marido Jakob von Plessen, Verónica Lozano, los empresarios Cristiano Rattazzi y Gianfranco Macri junto a sus esposas y el reconocido director de cine Armando Bo. Las it girls Chiara Parravicini, Agustina Marzari Bobbio, Justina Bustos, Florencia Torrente y Helena Ayerza también asistieron y lucieron looks de la firma. María Cherñajovsky, Evangelina Bomparola, Micaela Tinelli y su socia Romina Pigretti tampoco quisieron perderse la comida.

Los agasajados luego recorrieron los jardines e ingresaron a la casa principal, que fue construida en 1900 por el arquitecto italio argentino Juan Antonio Buschiazzo. Fue en la terraza de la casa, donde Alexandre Frota dio su bienvenida “Estamos muy agradecidos por la cálida recepción que la familia Louis Vuitton tuvo en su regreso al país. Argentina es uno los públicos más emblemáticos y sofisticados para la marca en todo el mundo y estamos muy contentos de haber podido organizar esta comida en este lugar tan especial para volver a reunirnos.”

Cuatro imponentes mesas largas que recorrían toda la terraza, iluminadas por velas, fueron el escenario perfecto para degustar el menú de tres pasos. Especialmente desarrollados por EAT Catering, estaban compuestos por una entrada de tartar de langostinos con mascarpone, leche de tigre, manzana y batata; como plato principal lomo au dijon con puré de papas; y para cerrar un tartin de chocolat fondue, peras con pistacho crocante y helado.

Inés Estevez fue la encargada del show musical que marcó el fin de la noche. Su repertorio compuesto por una selección de grandes clásicos de jazz de los años 40’ y 50’ reversionados fue el cierre ideal de una noche inolvidable para la marca y sus invitados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s